¡Hola gourmeteros de Valencia y resto del mundo! Volvemos a la carga con otra deliciosa receta de nuestra cocina gourmet.

Una de las ventajas de viajas es el poder conocer la gastronomía de otros países, sin embargo, gracias a la llegada de Internet ahora es posible disfrutar de exóticos manjares desde nuestro propio hogar. Como por ejemplo, un delicioso strudel (postre alemán). Así pues, ¿qué necesito para preparar este plato? Tomad nota y recordad que lo podéis servir como entrante, merienda o incluso principal si hacéis gran cantidad.

strudel de espinacas

INGREDIENTES:

  • 250 gr espinacas frescas
  • 4 lonchas de queso maasdam (o el que os guste)
  • Queso parmesano rallado
  • 2 huevos frescos
  • 2 huevos duros
  • 105 gr. de bacon ahumado en tiras

 -Para la masa:

  • Lámina de hojaldre

Aunque si preferimos masa casera...

  • 4 tazas de harina
  • 4 cucharadas de azúcar
  • ½ cucharadita de sal
  • 200 gramos de mantequilla
  • 4 huevos
  • 4 cucharadas de agua helada

PREPARACIÓN:

Es cierto que adelantamos bastante si utilizamos una lámina de hojaldre, pero si deseámos hacerla casera éste sería el proceso:

  • Tamizar la harina con el azúcar y la sal.
  • Incorporar la mantequilla y mezclar bien hasta obtener una masa firme y homogénea.
  • Añadir los huevos y mezclarlos con los dedos. Incorporar el agua helada en el caso que sea necesario suavizar la masa.
  • Amasar y estirar la masa para incorporar los ingredientes.

Para el relleno:

  • Preparar el huevo duro.
  • Lavar las espinacas y cocerlas con muy poquita agua, ellas mismas van a ir soltando agua en la medida en que vayan cociéndose. Dejarlas hasta que estén todas cocidas, después poner a escurrir para que pierdan toda el agua sobrante.
  • Saltear las tiras de bacon en una sartén con una mínima gota de aceite. Cuando estén doradas retirarlas.
  • En la cacerola donde hemos preparado las espinacas, colocar las espinacas junto con el bacon, el huevo duro cortado en trozos y un poco de queso parmesano rallado por encima. Batir un huevo y añadir casi todo, reservar un poquito para pincelarlo. Remover bien todos los ingredientes.
  • Encima de la masa de hojaldre, justo en la zona centro y en vertical, hay que poner las lonchas de queso y sobre ella colocas el relleno. Cerrar el hojaldre por todos los lados y colocar dicho cierre boca abajo, para que no se abra al cocer. Con ayuda de un pincel, hay que pintarlo con los restos del huevo batido.
  • Introducir el strudel en el horno previamente precalentado a 180º durante unos 15 a 20 minutos, hasta el momento en el que se dore.