¿Eres un enamorado de los helados? A continución te describimos los mejores. Todo un sin fin de sabores que encontrarás por diferentes rincones de España.

rocambolest

  • El primero, en la Heladería dellaSera (Logroño, La Rioja). Un sorbete de naranja Salustiana con albahaca fresca.

“Recuerdo a mi madre pelando la naranja y sirviéndomela para la merienda”, relata Fernando Sáenz, quien regresa a la infancia con este sorbete.

De esta forma, el heladero riojano defiende el origen y las materias primas de sus helados, y las sensaciones que despiertan, con la misma vehemencia con la que un chef presentaría sus platos. Bromea cuando habla de cómo se crió en el restaurante de sus padres y acabó decantándose por lo dulce “será porque soy goloso”. 

  • El segundo, lo encontraréis en la Heladería DelaCrem (Barcelona): Sorbete de melocotón fresco con sirope de agua y azúcar

Massimo Pignata, italiano al frente de la heladería DelaCrem, desde 2010 en Barcelona, narra que se ha criado "comiendo melocotón con miel; en el Piamonte los hay muy buenos, se pueden comprar ecológicos”. De ahí salió la idea para este verano, un sorbete de melocotón fresco asado en el horno o en la sartén, triturado y servido con un sirope de agua y azúcar. 

  • El tercero en Lolo Polos Artesanos (Madrid). Es un Polo Lolo de mango, lima, sal y chile.
  • El cuarto, en la Heladería La Fiorentina (Sevilla). Crema Mediterránea con base de aceite de oliva, un toque de cacao y aromatizada con azafrán.
  • Y el último, en Rocambolesc (Girona)Sorbete de cereza y lima, con ‘toppings’ de nube de vainilla, rocas efervescentes de lima y cerezas confitadas.