El cochinillo es un típico plato de la Meseta Castellana aunque es universal. Requiere paciencia y una acumulación de sabiduría y experiencia para sacarle el mayor partido al producto. Durante el Ciclo de Cocina Navideña de Valladolid, celebrado el 24 y 25 de noviembre, descubrimos algunos trucos.

COCHINILLO CONFITADO

 

INGREDIENTES                                                         

1 cochinillo                                                                                          

2 litros de aceite de girasol                                                                           

sal                                                                                                      

Aromáticos:

Canela

Piel de naranja

Tomillo

Laurel

Cochinillo confitado

ELABORACIÓN:

Porcionar el cochinillo en ocho partes, paletillas, el cortillar en cuatro partes y la piernas.

Hacer un bouquet garni con los aromáticos. Salar el cochinillo y dejar que la sal entre en la carne. 30 minutos.

Calentamos el aceite en un recipiente adecuado para introducir en el horno, poner el cochinillo dentro del aceite con los aromáticos, confitar a 100ºc 3 ½ h.

Sacar del horno y dejar enfriar en el propio aceite. Este tipo de cocción nos permite tener el producto ya preparado para los días de fiesta. Para regenerar, precalentamos el horno a 200º y lo asamos 30 minutos para que la piel nos quede crujiente.

La guarnición que puede acompañar al cochinillo puede ser una ensalada clásica, compotas de frutas o purés de tubérculos.