¡ Hola gourmeteros de Valencia y resto del mundo! Quedan pocos días para atravesar la época más intensa del año, la Navidad. Momentos de reuniones, felicidad, risas, lágrimas y sobre todo, comida. Si vosotros también sois de esos que han tirado la casa por la ventana y habéis pensado: "la dieta, para enero". Entonces, os interesará el contenido de hoy.

comilona

No os cortéis comed sin miedo, eso sí, una vez acaben estos días seguid al dedillo estos consejos, sólo así podréis gritar: "Yo sobreviví a las comilonas de Navidad".

¿Qué debemos hacer?

  • Olvidemos el picoteo. Podemos desayunar una fruta fresca o un zumo recién hecho, dos tostadas integrales con tomate, queso fresco, pavo, salmón o aguacate y adornarlas con semillas de chía, sésamo o lino. 
  • (Entre comidas). Tomar un puñado de frutos secos con una fruta y una infusión, 
  • Eso sí, todos estos esfuerzos alimenticios han de ir acompañados de actividad física para mejorar el tono muscular. Ajustándose a la condición física de cada persona. 

¿Y si todavía tengo comidas o cenas excesivas?

No os preocupéis, podréis afrontarlas sin temer que esos kilos de más aumenten. Ese día, el de la comilona, deberé:

  • Desayunar frutas cítricas para intentar recuperar las vitaminas perdidas tras el alcohol de más. Kiwi y naranja son buenos aliados, pero también lo pueden ser lácteos desnatados. Si no se puede evitar el pan, que sea integral, ya que aporta fibra y ayuda al tránsito intestinal.
  • Beber al menos dos litros diarios de agua y el primer vaso en ayunas y fría.
  • Los tentempiés de media mañana o tarde pueden ser una pieza de fruta como la manzana o un yogur desnatado o fiambre como el pavo.
  • En la comida, elegir mejor pescados y blancos (ayudan a eliminar líquidos acumulados). Mejor al horno o a la plancha. También, puedo optar por el calabacín, espárragos y alcachofas.
  • Restringir la sal para no retener líquidos y el aceite, y sustituirlos por hierbas aromáticas (albahaca, orégano o perejil).

Fuente: 20minutos.es