¡Buenos días gourmeteros de Valencia y resto del mundo! ¿Sabías que estudio ha analizado los cuatro factores que se consideran clave en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y uno de ellos es adoptar la dieta vegetariana? 

investigacionLa investigación, realizada conjuntamente por expertos de la Universidad de Luund (Suecia) y la Universidad de Columbia Británica (Canadá), ha identificado las cuatro acciones sobre el estilo de vida que tendrían un mayor impacto en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y que permitirían mantener muy por debajo de los 2º C el aumento de las temperaturas globales. Una de las claves para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero es la dieta vegetariana, es decir, prescindir del consumo de carne y pescado.

Según los investigadores, las cuatro acciones clave para reducir las emisiones de gases son: comer una dieta basada en alimentos vegetales que permitiría ahorrar el equivalente a 0’8 toneladas de CO2 al año, reducir el uso de transportes como el avión, medida que reduciría la liberación de gases en 1’6 toneladas anuales, evitar el uso de los coches que funcionan con combustibles fósiles, algo que permitiría evitar la liberación de 2’4 toneladas de CO2 al año, y agarraos, también la cuarta acción citada es tener menos hijos. Los expertos comentan que el tamaño de la familia importa y que tener un niño menos se traduce en un ahorro de 58’6 toneladas de CO2, aunque en este caso advierten que la reducción de estos gases en otras cuestiones podría facilitar que el impacto climático de un niño adicional fuera de hasta 17 veces menor de lo calculado.

Para la investigación se han analizado los resultados de 39 estudios científicos, calculadores de la liberación de carbono y la información procedente de fuentes gubernamentales, con esta información se pretendían identificar las opciones del estilo de vida de los países desarrollados que contribuirían a reducir más las emisiones de CO2. Los investigadores explican que existen muchos factores que afectan al cambio climático en cuanto a elecciones personales se refiere, por ello querían identificar esas elecciones y acciones que pueden ser significativas y marcan grandes diferencias.

A partir de este análisis se considera que las acciones personales tienen un mayor potencial para reducir las emisiones que las estrategias que actualmente se promueven. Por ejemplo, si se habla de reciclaje, se asegura que el reciclaje integral es cuatro veces menos eficaz que el hecho de evitar el consumo de carne. Si hablamos del uso de bolsas reutilizables para evitar el de las bolsas de plástico, esta acción supone un ahorro de cinco kilos de CO2 al año, lo que representa menos del 1% de efectividad en comparación con la adopción de la dieta vegetariana. 

Fuente: gastronomiaycia.republica.com