huevo frito¡Gourmeteros de Valencia y resto del mundo! Es imposible no sorprenderse con las innovaciones gastronómicas que surgen día a día. Hemos leído de todo, desde una botella de vino inteligente hasta una piscina de cerveza, pero cuando creíamos que no podría surgir nada más increíble llega una nueva noticia que nos desbanca: huevos congelados.

Sí, como leéis, huevos fritos congelados. Una técnica que ha sido patentada por la empresa española Food Style. Javier Yzuel, cocinero aragonés afincado en Vitoria y dueño de Food Style, en una entrevista concedida a El País ha explicado que la idea ha llamado la atención del sector de la restauración y que entre sus clientes se encuentra la empresa Makro y la cadena de restaurantes Viena.

Pero, ¿Cómo se consigue que el alimento no pierda ni el sabor, ni los nutrientes? Pues primero se fríe el huevo y se pasteuriza para evitar intoxicaciones alimentarias como la salmonelosis. Este proceso garantiza las propiedades del alimento durante 18 meses. El huevo puede estar congelado hasta 72 horas, en la nevera puede permanecer hasta 48 horas y una vez descongelado debe consumirse en 24 horas, según han indicado en su página web.

La técnica permite que el huevo conserve "un sabor definido, una yema untuosa y todos los nutrientes", señalan desde Food Style. Además, el cocinero aragonés ha conseguido equilibrar durante el proceso de congelado las diferencias entre la clara y la yema (con diferente contenido en agua), para que el resultado final sea un huevo cremoso, como recién pasado por la sartén.

Javier Yzuel informa que el huevo se puede descongelar en un horno de vapor, pero recomienda descongelarlo primero en la nevera y luego calentarlo en el horno, al microondas, en la sartén o en una plancha para que no pierda "textura ni calidad".

Este descubrimiento ha supuesto todo un éxito para Food Style, que ya ha recibido un pedido de más de un millón de unidades de una cadena de hamburguesas.