Alepuz

El Movimiento internacional 'Slow Food' o cocina despacio/lenta en su traducción más literal, todavía es poco conocido en España. Nuestro productor de arroz, César Alepuz, de Arroz La Perla, participa desde 2011 y asistirá a un Congreso en Milán del 3 al 6 de octubre. El nombre, 'We Feed The Planet'. Le hemos hecho algunas preguntas.

¿Desde cuándo participas en el Movimiento Slow Food?

Desde el año 2011.

¿Cómo lo conociste?

El presidente de Slow Food Valencia, Josep Marco Sansano, un señor de Benifaió (Valencia) al igual que mi padre, vino a visitarnos a través de un conocido en común, hasta la fecha no manteníamos ninguna relación con él.

Qué supone para tu producto?

En primer lugar, supone un reconocimiento por parte de una organización a una actividad que ha estado nada gratificada durante décadas. Y como no, un valor añadido a nuestros productos.

¿En qué consiste tu tarea como representante en el Congreso de Milán?

Es un encuentro de jóvenes agricultores, pescadores, artesanos de alimentos... con miembros del Movimiento en el marco de la celebración de la Expo Mundial de Milán.

Tienes más datos en este enlace.

¿Qué tipo de productos agrícolas o ganaderos pueden acogerse a este Movimiento?

Los autóctonos, tradicionales y que respeten el entorno de cada zona.

¿Qué nivel de conocimiento tiene el consumidor español del concepto slow food?

Del 1 a 10 tengo calculado que un 1, muy poca por no decir cero, ya que en zonas como Pais Vasco o León, Madrid y Barcelona si que ha mas conciencia de esto.

¿Es algo muy elitista, como algunos piensan también de los productos gourmet?

No es elitista, sí que es muy serio y riguroso, existen restaurantes catalogados como KM-0 por 'Slow Food' como un modo de hacer restauración con producto local, de cercanía, en consecuencia la calidad de dichos restaurantes son excelentes. Los productos están catalogados dentro de lo que se llama el Arca del Gusto, en el que queda plasmado el producto y el productor.

Otra consecuencia y uno de los valores del movimiento es el precio justo con el productor y la compra directa con el mismo. Suelen ser productos muy escasos, que requieren mucha mano de obra, ya que son cultivados de forma ecológica y, por lo tanto, el precio no es comparable con lo que pudiese ser un  producto similar en el mercado. Como decimos es el precio que justamente debe ganar un productor, al contrario de lo que está pasando en el sector agroalimentario local.

Para más información puedes consultar la página web del Movimiento en España haciendo clic aquí.