Si eres amante de la buena cocina pero no encuentras tiempo para dedicarte a ello, hoy te traemos una solución. Una receta fácil de hacer cuyos ingredientes se mezclan entre sí en el horno, dividiendo el postre en soufflé delicado, deliciosa crema y bizcocho en la parte superior.

Pastel tres capas

Ingredientes (para un molde de 20×20 cm):

  • 4 huevos.
  • 125 g de mantequilla.
  • 500 ml de leche tibia.
  • 115 g de harina.
  • 150 g de azúcar.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
  • 1 cucharada de vodka (coñac).
  • Una pizca de sal.

Preparación:

  • Para comenzar con este postre tendrás que derretir la mantequilla y enfriarla a temperatura ambiente.
  • Luego, separa las claras y las yemas. Agrega una pizca de sal en las yemas y bátelas hasta que se conviertan en una espuma densa. En el proceso de batir, añade una cucharada de azúcar.
  • Bate las claras durante un minuto con el resto del azúcar. La masa debe tomar un color blanco y aumentarse 2 veces en tamaño.
  • Seguidamente, añade a la yema batida, coñac o vodka y bate nuevamente, en el proceso agrega la mantequilla derritida fría y la vainilla. Dentro de un minuto agrega la harina tamizada. Sin dejar de batir, empieza a verter la leche a la mezcla, hazlo en varias etapas.
  • Tras ese paso, añade las claras, mezclando la masa con un tenedor de abajo hacia arriba. La masa será muy líquida.
  • Viértela en un molde de 20×20 (de preferencia usa un molde cerámico) previamente espolvoreado con harina y untado con mantequilla. Para que en la superficie del pastel no se formen grietas, pon el molde sobre una bandeja con agua. No uses moldes ajustables, la masa se puede derramar. Llévala al horno pre-calentado a 160 o 170 grados centígrados.
  • Cuando esté listo, espera a que se enfríe a temperatura ambiente y luego métela un rato en la nevera. Antes de servir el pastel, espolvoréalo con polvo de azúcar.
Fuente: genial.guru