¡Hola gourmeteros de Valencia y resto del mundo! Los amantes del chocolate y de las croquetas están de suerte porque ahora pueden disfrutar de los dos alimentos a la vez. Aquí os dejamos con esta deliciosa receta: croquetas de chocolate.

Ingredientes (para unas 15 croquetas)

  • 25 gr. de mantequilla
  • 75 gr. de azúcar (50 para la masa – 25 de moreno para el rebozado)
  • 50 gr. de harina
  • 125 gr. de chocolate para fundir
  • 2 huevos
  • 600 ml. de leche
  • 200 gr. de pan rallado
  • Aceite para freír

Preparación

  • Lo primero que tenemos que hacer es poner a punto la bechamel dulce. Utilizaremos una sartén o cazo para derretir la mantequilla y añadiremos la harina y el azúcar. Entonces, dejamos que la harina se dore, es importante que no se os queme. Es importante no dejar de remover durante todo el proceso, hasta que la bechamel esté terminada. Usaremos fuego medio-bajo.
  • Luego, iremos añadiendo la leche muy poco a poco dejando que la harina la absorba y removiendo con intensidad para eliminar los grumos, sobre todo al principio. Cuando la harina absorba la leche, añadimos un poco más hasta acabarla y conseguir la textura de bechamel. Si queda demasiado espesa podemos añadir algo más de leche.
  • Añadimos el chocolate en trozos y dejamos que se derrita con la bechamel sin dejar de remover. En unos pocos minutos estará bien integrado.
  • Cuando la bechamel de chocolate tenga una textura tirando a espesa, apagamos el fuego y la dejamos enfriar a temperatura ambiente. Después tendrá que pasar mínimo 4 horas en la nevera, pero mucho mejor si la podemos dejar de un día para otro.
  • Preparamos 3 platos, uno con el huevo batido, otro con azúcar moreno, y el último con pan rallado.
  • Sacamos la masa de la nevera y con las manos o ayuda de unas cucharas hacemos las forma de croqueta. Las rebozamos con el huevo, el azúcar y por último pan rallado. Lo mejor es repetir este proceso 2 veces para que quede una croqueta consistente. Un truco para que no se rompan al freír es dejarlas ya rebozadas unos 30 minutos en el congelador.
  • En una sartén echamos bastante aceite de girasol o de oliva pero muy suave, y esperamos a que esté bien caliente. Ponemos las croquetas de dos en dos, sólo unos 10-15 segundos por cada lado y al sacarlas las dejamos en un plato con papel absorbente.
  • Por último, las servimos. Podemos hacerlo cuando estén tibias o ya frías.