El gazpacho manchego es una delicia gastronómica de una región del interior de la Península Ibérica muy apreciada por sus habitantes y también por los forasteros. Eso sí, no agrada a todo el mundo. El conejo, la perdiz, el ajo, la cebolla o las almendras sufren una transformación que deja a la cocina española en la cumbre. Además, si podemos elaborarlo con productos del Club, el resultado es fabuloso.

INGREDIENTES (4 personas)

150 g de (pan ácimo)

1/2 conejo de monte

1 perdiz

1 cabeza de ajos

1 cebolla

1 pimiento verde

1 tomate

300 gr de boletus edulis (CMG)

almendras picaditas

aceite de oliva virgen extra (CMG)

sal y pimienta

1 hoja de laurel

2 ramas de tomillo y una pizca de romero

1 cucharadita de carne de pimiento choricero

gazpacho manchego

PREPARACIÓN

Previo a comenzar es importante dejar tanto la carne de conejo como la de perdiz bien limpia, eliminando grasas o trozos que no deseemos. Una vez listos, pasamos a sofreírlos a fuego medio en una cazuela con el fondo de aceite de oliva. Retiremos los trozos de carne de la cazuela y los reservamos.

Arrancamos un sofrito sobre el fondo que nos ha dejado la carne en la cazuela, donde añadimos la cebolla, y cuando esté un poco pochada ponemos también los ajitos y el tomate triturado. Cuando estos ingredientes cogen temperatura añadimos los boletus en trozos generosos, que se reconozcan a la vista en luego en boca. En el último momento ponemos la cucharadita de pimiento choricero, rehogamos un poquito y en recuperamos la carne que habíamos reservado, la deshuesamos  y la incorporamos a la cazuela, dándole unos minutos para que se integre bien todo el conjunto. Añadimos agua hasta cubrir completamente todos los ingredientes que tenemos en la cazuela, a fuego medio hasta que empiece la ebullición. Luego bajamos el fuego y dejamos cocer durante 40-50 minutos.

Probamos la carne para ver que ya está cocida. Si está a nuestro gusto añadiremos el pan ácimo troceado, que debe cocer unos 10 minutos para estar al dente, entonces lo apartamos del fuego y añadimos las especies y la almendra picada, removemos y dejamos reposar el conjunto otros 10 minutos.

CONSEJO

El pan ácimo es conocido también como tortas cenceñas o galianos, son panes finos elaborados en el horno sin utilizar levadura.