La comida. Un placer que todos amamos y al cual nos entregamos sin medida hasta que… ¡La báscula nos indica que hemos aumentado varios kilos! Y es que a veces comemos por simple aburrimiento, aunque no tengamos hambre. Ingerimos calorías que realmente no necesitamos para saciarnos pero que forman parte de nuestra vida. Pero, no todo está perdido y es que hay “pecados” que son menos calóricos y que nos permitirán saciar nuestra gula.

anchoas

Leer más